Peso

Comer intuitivamente, sin dietas

Alguna vez has pensado, se me antojan esas papas o esas galletas pero no debo de comerlas porque son super caloricas y engordan mucho? Ó también  el tipico se me antoja tal (como una pizza) pero DEBO comer ensalada, se me antoja comer pasta, pero tengo que comer ensalada, y la joyita de la corona »El lunes empiezo la dieta con todo»? Pues no eres la unica, yo tambien pensaba así antes de conocer la alimentación consciente. la alimentacion emocional y claramente la forma de comer intuitivamente. 

¿Sabías qué? Al tener estos pensamientos lo unico que pasa es que generas cortisol, hormona relacionada con el sobre peso y obesidad, así que si, engorga más tu pensamiento acerca de la comida, que la propia comida, pues aunque tu creas que no pasará nada, el cuerpo no tiene la capacidad de reconocer entre miedo y estrés real, o el creado por una misma

De alguna manera u otra este no es tema nuevo, pues tiempo atrás el termino se conocia, el comer intuitivamente, vive sin dietas no solo lo promovemos en la actualidad, sino también personas en el pasado mediante libros  talleres y demás, hoy tenemos el internet y redes sociales para informarnos, es por eso que en esta ocasión planeo darte un pequeño resumen de lo que es comer intuitivamente. 

El termino se refiere a una alimentacion que elimine por completo la mentalidad de dieta, que se enfoque en darle a tu cuerpo lo que pida y necesite, no lo que una hojita diga. 

Se trata de darle un aporte de nutrientes desde el amor, es decir si un dia levantas con ganas de pollo asado está bien, y si al otro amaneces con ganas de albondigas, tambíen es valido. 

Es acerca de no restringir, de no eliminar grupos alimenticios o satanizar, incluso »reducir». 

Es acerca de »PODER» comer de todo, obvio de manera equilibrada y sin excesos. 

Es comer lo que te plazca sin culpas, remordimientos, compensaciones al día siguiente en el gimnasio diciendo »sacando todo lo que comí ayer». Pero tampoco cayendo en el exceso. 

 

La vida es mejor sin dieta

¿Oye y con esto significa darme por vencida? ¿Aceptar que nunca voy a cambiar? ¿Con esto tengo permiso de comer toneladas de comida sin miedo a engordar o sin remordimiento?

A todo NO, esa es una mala interpretación. Con todo esto queremos darle un enfoque distinto, que dejes de hacer dieta, dejar de buscar respuestas a través de la comida. Darle a tu cuerpo lo que en verdad necesita, que es seguro no es comida.

Es dejar de buscar felicidad en un pastelito, es dejar de enojarnos con nosotras mismas para despúes comernos unas papitas con mucho picante. es dejar de desquitarnos con nuestro cuerpo, que poco tiene la culpa.

¿No voy a engordar? Desde mi experiencia personal te digo, depende. Depende de como lo tomes, nosotros nos enfocamos en decirte que cambies la manera en que ves la vida, tu cuerpo y el ejercicio.

Desde que dejé de ver el ejercicio como una tortura para conseguir un »mejor cuerpo» y ser más amada, ese dia empecé a disfrutarlo, y por consecuente a ser más feliz, es ironico y parece contradiccion, pero al final cuanto más te ames, más te amarán, es la ley del espejo.

Es normal que durante tu recuperación comas todo lo que te restringias, pero eso no quiere decir caer en excesos, porque entonces, ¿Qué te estás comiendo? ¿Por que estás comiendo en exceso? ¿De verdad quieres comerte todo eso por gusto? Hablemos de excesos, no de ese gustito que te quieres dar de postre.

Se trata del enfoque que le des, si lo ves como un permiso para comerte toda la mesa, pues inevitablemente pasará
Se trata de ver adentro y nutrir cada area de tu vida, no solo tu cuerpo

Al dejar la dieta y comer intuitivamente, escuchando y sintiendo tu cuerpo te podrás sentir mejor, con más autoestima y mayor satisfacción corporal. Tranquila, sé lo que estás pensando, que quizá este loca y no me debas hacer caso.

Aquí no se trata de hacerme caso, es darte el beneficio de la duda e intentar una vez por todas disfrutar lo que estas llevando a la boca. Saber si de verdad te gusta ese platillo, y también sé que suena loco el dejar la dieta, pero no lo es para nada. En el momento que tu la dejas le das paso a tu cuerpo a pedirte lo que en verdad necesita y quiere, así sean unas galletas.

¿Entonces si puedo vivir una vida sin dietas?

Hoy desde mi experiencia puedo decirte que al dejar la mentalidad de dieta tuve mucho miedo, mucho, pues ya no tendría a quíen culpar, ya no estaría mi nutrilogo para culpar, mucho menos la hojita de dieta que me dió, entonces ahora quien seria el culpable de este sobrepeso? Yo, yo seria la unica responsable y eso me causaba pavor. Hoy te digo que es normal, es parte natural del proceso, no te abrumes por algo que tiempo despues pasará, el miedo se irá.

MI mejor consejo para dar este paso es, informate más sobre la alimentacion, sobre que le hace bien a tu cuerpo, pero ojo sin que sea una dieta. Digamos que tu cuerpo necesita de alguna vitamina especial, pues podrias empezar por buscar en sitios de internet que alimentos te lo pueden proveer.

Todo esto para que cuando estés en la cocina no caigas en extremos, en ir corriendo por tu hojita de dieta, o por comida ultraprocesada rapida, solo organizate un porquito y verás grandes cambios.

Te invito a que hoy poco a poco abadones esa mentalidad tan arraigada de dieta, que puedes conseguir grandes resultados moviendo tu cuerpo por salud y amor propio, alimentandote mejor informandote que es mejor para ti y amandote. Un beso y un fuerte abrazo!

»Qué bonita te ves cuando te quieres»

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *